Consejos para escoger el cochecito del bebé

El nacimiento de un hijo es un enorme motivo de alegría para los padres, pero suele ser también una fuente de preocupaciones. A los interrogantes clásicos relacionados con el parto y los cuidados del recién nacido se unen las compras ineludibles que conlleva el acontecimiento: cuna, ropa, enseres para el baño… Y entre esa lista de imprescindibles destaca un elemento de suma importancia: el cochecito para el bebé.

En los últimos tiempos, la tecnología de los carritos de bebé ha experientatado una evolución notable. Lo que antes era una simple cesta con ruedas es ahora un elemento sofisticado y, muchas veces, sumamente complejo. Y existe tanta oferta en el mercado que se hace difícil escoger. ¿Qué debemos saber para elegir bien nuestros cochecitos de bebé?

Consejos para escoger el coche a nuestra medida

La elección de un carrito debe estar acorde con nuestro estilo de vida. No es lo mismo residir  en un piso en la ciudad y moverse en transporte público que vivir en una zona residencial  y trasladarse en coche a todas partes. En el primer caso optaríamos por un cochecito ligero y plegable, mientras que en el segundo necesitaríamos una silla especial para adaptarla al vehículo.

La seguridad es otro elemento clave y se resume en tres conceptos: frenado, estabilidad y sujeción. El sistema de frenos debe ser sencillo y efectivo y debe permitir bloquear las ruedas para evitar que el carro se desplace sin control. El sistema de arneses, de 3 o 5 anclajes, servirá para mantener bien sujeto al bebé. En el caso de las sillitas de coche, la exigencia de seguridad es todavía mayor. Las asociaciones de automovilistas ponen mucho énfasis en esta cuestión y difunden recomendaciones para evitar accidentes.

El tercer punto a tener en cuenta es el de la movilidad. Debemos escoger el carrito que nos permite desplazarnos mejor y tener en cuenta elementos como el manillar, el asiento y el sistema de plegado. En conveniente poder controlar bien la inclinación del asiento, de manera que el bebé se sienta cómodo tanto si duerme como si está en posición de sentado.

El plegado del cochecito es especialmente importante cuando se circula en coche. Debemos escoger modelos que se puedan plegar de forma rápida y que no requieran esfuerzos innecesarios. Y no olvidemos la cuestión de la limpieza. Los bebés suelen ensuciar muchos los carritos, por lo que es conveniente fijarse en los materiales textiles. Mientras más fáciles de lavar y desmontar, mejor.

Modelos de carritos:

La oferta comercial de carritos para bebés es amplísima. Uno de los modelos más atractivos para el cliente es el sistema 3 en 1, que permite cubrir todas las necesidades en un solo producto. Con unas sencillas manipulaciones, el carrito se convertirá en moisés, silla de paseo o asiento para el automóvil.

Si optamos por comprar los elementos por separado, debemos tener el cuenta el tiempo de utilización de cada producto. Los carritos de capazo se usarán solo unos meses, mientras que  las sillas de paseo habrán de utilizarse durante casi 3 años. Por eso es conveniente prestar una especial atención a este producto y elegir una silla cómoda y que permita una buena movilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *